Camara de comercio de granada

Histórico

Pau Salinas nos presentó el pasado día 27 de junio su particular visión de la Ciudad que Nunca Duerme, captada a través de su objetivo. Nueva York es una ciudad de contrastes, de luces y sombras, un crisol de culturas donde tienen cabida personas, situaciones y estampas únicas que difícilmente podrían hallarse en otro lugar del mundo. Moderna y bulliciosa, la ciudad ofrece diversas lecturas de su fisonomía, habitantes y numerosos visitantes, las cuales trataremos de desgranar desde las más típicas a las más inverosímiles, creando un collage de la gran urbe a través de las fotografías que integran la exposición. Nada mejor para evidenciar estos contrastes que el ojo y la lente de Pau Salinas, que son su magistral dominio del blanco y negro ofrece un espléndido vehículo para tomar el pulso, a veces acelerado, otras en letargo, otras arrítmico, de la Gran Manzana.

 

El pasado 18 de septiembre tuvimos el inmenso placer de contar en nuestras instalaciones con el conjunto de obras dedicadas al entorno natural de Sierra Nevada. Nacido en 1961, durante años se dedicó a la fotografía comercial y publicitaria tanto a nivel local como nacional, nos presenta en esta exposición una muestra sobre su fotografía de paisaje, con la cual tiene una relación muy íntima y cercana. Aficionado a la montaña y la vida al aire libre, no duda en ascender nevadas cimas armado con sus equipos réflex, su trípode y sus esquíes, siempre buscando captar el momento preciso, y buscar el color y la luz en paisajes marinos y boscosos. La luz precisamente es lo que más llama la atención de este artista, su tratamiento, su cuidado y el protagonismo que tiene en sus obras. El tiempo de exposición también es un elemento identificador de su fotografía, resultando en ocasiones en retratos integrados en el paisaje con largas exposiciones. La exposición se divide en 4 grandes bloques: "Luces y sombras en el hielo", "Panorámicas", "Explosión de color" y "Marinas".
Javier Abella nos deleita con su visión de uno de los monumentos más bellos e icónicos del mundo, la Alhambra, a través del negativo en su particular homenaje al calotipo, otorgándole "Otra Realidad" además de la ya sobradamente conocida. Consigue que el espectador acabe trasladado a otra época. La exposición cuenta con fotografías enmarcadas y 16 cajas de luz que dotan el espacio de una espectacularidad sin precedentes. Su arte, eminentemente visual. Su lema, "Convertir el negativo en positivo"